Make your own free website on Tripod.com
The Latin American Workers' Project, Inc.
Historia

HOME

Quienes somos?
Historia
Campañas Organizativas
Donaciones
Noticias
Contactenos
Como llegar?
E-mail
CENTROS DE TRABAJO

Nuestra Experiencia Organizando...

  • El Comité de Jornaleros de Williamsburg, ha logrado establecer que se otorguen salarios justos para ayudantes y profesionales, además de trabajos temporales y permanentes.
  • El Comité de Jornaleros Bay Parkway, ha hecho historia por ser el primer Centro de trabajo en N.Y. bien organizado, que cuenta con importantes ventajas, han logrado dignificar su salario y actualmente cuentan con una carpa que les proteje de las condiciones del clima mientras reciben clases de alfabetización en español e ingles y talleres de formación.
  • La campaña de Tuv Taam, fue una actividad fuerte con la que se consiguió un logro extraordinario, al ganar la demanda para la reincorporación de los trabajadores que fueron despedidos por organizarse dentro de la Compañía. De conformidad al Acuerdo firmado, Tuv Taam se comprometio a pagar los salarios no pagados a los trabajadores durante el tiempo que ellos estuvieron en huelga.
  • Con el Comité de Mujeres, continuamos organizandonos y empoderandonos con los talleres de liderazgo y en nuestras campañas brindando asistencia legal y representación, principalmente a las trabajadoras de las fábricas y a las jornaleras de las esquinas, quienes constantemente buscan información protección y formas para denunciar acoso sexual, en sus lugares de trabajo.
  • En el ámbito de la salud, derechos y beneficios de los jornaleros, tenemos un intenso trabajo organizativo con los trabajadores contratados para limpiar los escombros de la zona cero, en donde realizamos una campaña para ofrecer ayuda a los trabajadores que estuvieron expuestos a varias sustancias venenosas y enfermaron. Mas de 420 trabajadores recibieron atención médica en una clínica móvil, mediante una acción conjunta con el Comité encargado de Seguridad y Salud Ocupacional, el Centro de Biología del Sistema Natural Queens College, y con las Clínicas de salud ocupacional de los Hospitales de Berliu, Monsain y Elmursth.

TESTIMONIOS

 

CASO: Trabajadores afectados en la Zona Cero

Testimonio recogido en Octubre/2002

 

Rosa, 36 años, Ecuatoriana. Lo que más me afectó fue pasar más de 12 horas diarias viendo todo destruido alrededor e intentando trabajar, mientras que inhalaba todo ese polvo

Estoy asustado ahora, yo quisiera tener otro niño pero me aterroriza porque pienso que mi cuerpo se pudo contaminar.  Vi como un grupo de trabajadores que estuvieron por menos de tres horas en el sótano del edificio de Verizon, comenzaron a desmayarse y comenzaron a perder la voz Viví terrorizada pensando que esto podría sucederme, pero continué allí porque tenía que trabajar y necesitaba el dinero.

 

Danilsa, 33 años, Dominicana. Después de estar durante mucho tiempo sin trabajar, me emplearon para trabajar en la zona cero.   Era una buena oportunidad hacer un poco dinero, pero no fue agradable el hecho de tener trabajo a costa de tanta gente que murió.

 

Beatriz, 37 años, Ecuatoriana.  Por un largo tiempo no podía dormir, pero lo peor era el miedo constante de que algo podría suceder otra vez.  Trabajar allí fue una experiencia que me cambió,  no puedo ser igual que antes, incluyendo la manera en la que me relaciono con mis niños

 

Ana, 45 años, Ecuatoriana. Trabajamos duramente y vivimos cosas muy dolorosas, pero lo peor de todo es que estamos enfermos. Había muchas desigualdades. Por ejemplo, solamente los voluntarios recibieron el equipo de protección para trabajar con todos esos materiales, por ejemplo: ¿respiradores, guantes, ropa adecuada y primeros auxilios, mientras que los demas estuvimos cerca de morir de dolores de cabeza, vértigos, fatiga, y problemas respiratorios?

 

Mariana, 37 años, Ecuatoriana. Quienes trabajamos con el asbesto nunca entramos o salimos por la puerta delantera, siempre salimos por la puerta de atrás, porque quienes saben lo peligroso de nuestro trabajo, están asustados de que les contaminaremos y es preferible tenernos lejos Trabajé dos meses y medio en la zona cero, pero tenía muchos problemas de salud, un dolor de cabeza permanente, vértigos, fatiga, sed ellos nunca nos dieron la suficiente protección

 

Isabel, 40 años, Ecuatoriana. Lo que vivimos allí fue muy difícil, y ahora sufro las consecuencias porque mi salud ha deteriorado mucho y psicológicamente el daño sufrido es muy  difícil de superar.  Ahora lo único que deseo es encontrar un trabajo permanente.  Sería grandioso que existieran personas empeñadas en buscar la manera de  generar nuevas fuentes de empleo para nosotros.

Enter supporting content here